Scifiworld

The Expanse

el  Sábado, 07 July 2018 12:45 Escrito por 

Completando el círculo, cerrando El Anillo.

  • Póster: Póster
  • Titulo Original: The Expanse
  • Año: 2015-
  • Director: VV.AA.
  • Guión: Mark Fergus, Hawk Ostby
  • Reparto: Steven Strait, Cas Anvar, Dominique Tipper, Wes Chatham
  • Duración: 1800 min.

Dentro de los distintos géneros cinematográficos, el de la Ciencia-Ficción pasa por ser, probablemente, uno de los menos reconocidos por la sesudos críticos. No baja al nivel del porno, pero casi. Las "marcianadas" no ganarán "palmas" ni "conchas", pero ¡por Tutatis!, es mi género favorito. Y por añadidura, es donde mi baremo cualitativo es más benévolo. Puedo ver espeluznantes películas de serie z con paciente complicidad, a levitar con obras maestras que todos tenemos en mente.

Hoy toca escribir sobre una serie de SyFy, canal temático que casi siempre promete más de lo que da. No es el caso de The Expanse (2015-). Que por el momento nos regala treinta y seis notables episodios que superan con creces la nota media de las series de género de los últimos diez años, justo después de la emisión de la última temporada de la excepcional Battlestar Galactica (2004-2009) surgida de las mentes creativas de Glen A. Larson y sobre todo, Ronald D. Moore. No es excepcionalmente original por que la línea básica narrativa ya la planteó en 1941 un jovencísimo Arthur C. Clarke en su novela Earthlight, en la que cuenta doscientos años después de la colonización de los planetas más cercanos a La Tierra, una casi segura conflagración bélica entre el planeta azul y la Federación, que está integrada por la unión de colonias del sistema solar encabezadas por Venus y Marte.

Tomando por guía argumental las novelas de James S. A. Corey (seudónimo de los escritores Daniel Abraham y Ty Franck), la serie ha sido erróneamente calificada como "space opera" (sí, también existen los subgéneros en la C/F). Me parece más un loable intento de contar una "hard sci-fi", sin renunciar a los homenajes noir de los Marlowe o los Deckard.

En su primera temporada, al igual que en la novela de Clarke, dentro de dos siglos, la Humanidad se habrá expandido por el sistema solar. La Tierra, se enfrenta ahora, a una potencia creciente en poder y tecnología: Marte. Los dos planetas, pugnan por tener la posesión de los recursos minerales que hay en el Cinturón de Asteroides. En dicho enjambre de rocas viven en condiciones infrahumanas y desde generaciones, humanos semi-esclavizados que detestan por igual a los gobiernos de los dos planetas. Cada bando lucha con las armas que tiene; poderío militar, terrorismo... No hay ni buenos, ni malos. Sólo intereses que proteger, agua que vender y oxígeno que reciclar. ¿Hace falta ir hasta dentro de doscientos años para imaginarnos semejante panorama?.

Uno de los puntos fuertes es el diseño y la estética de ese futuro lejano. Naves, tecnología, arquitectura... Me resulta totalmente creíble y aquí destaco el trabajo en los sets de rodaje, por los decorados de Justin Craig de mayor relevancia que en su anterior obra para la serie 12 Monkeys (2015-2018). Aplaudo con gusto el triunfo en el diseño de vestuario que dibuja la gran Joanne Hansen que recordamos por dejar su excelsa huella en el Unforgiven (1992) de Eastwood, así como la sorprendente (por fortuna) dirección en la producción de Anthony Ianni (responsable de los Saw de 2008, 2009 y 2010) y de Seth Reed (que tiene en su historial, la muy curiosa Space Station 76).

Y ya que estamos en las calidades técnicas, no podemos olvidarnos de la memorable B.S.O. que Clinton Shorter compone para la serie. Ya nos habíamos quedado con su nombre tras haber disfrutado de esa originalísima película titulada District 9 (2009) y no sólo mantiene el nivel, si no que a lo largo de las temporadas, lo aumenta como le ocurre al conjunto de la serie a medida que avanzamos en su visionado. Le doy todo el mérito de ello a Hawk Ostby y Mark Fergus, que en lo artístico son pareja desde el comienzo de sus carreras y que entre otras muescas en sus colts destaco los formidables guiones que perpetraron para la sobresaliente Children of Men (2006) de Cuarón y la primigenia Iron Man (2008) de Favreau. Logros mayores, sin duda.

En su segunda temporada, con el apoyo financiero de la fagocitadora audiovisual Netflix, la serie luce con más esplendor (mejores CIG y magnífica dirección de arte de Kim Karon), sin perder por ello ni un ápice de interés en sus múltiples tramas. Sigue la "guerra fría" entre los dos planetas vecinos, los conflictos "insurgentes" de los cinturianos, el ajedrez político en las luchas por el Poder, las fricciones y las desigualdades sociales. La huída hacia el precipicio de refugiados. El terror "foráneo" ya no tan expectante, con reconocimiento de su propia identidad. Nuevos y enriquecedores personajes. Solidez argumental, brillantes diálogos, situaciones bien finalizadas, el hermoso homenaje a Cervantes...

En la tercera temporada (que afortunadamente no va a ser la última) The Expanse se divide claramente en dos historias principales. Por una parte la resolución del conflicto entre La Tierra y Marte, que sinceramente daba para más episodios, tanto en las batallas y las cuchilladas políticas como en el desarrollo de la suerte final de algunos protagonistas y por otra, la revelación del origen de la protomolécula y su significado esencial, que me gustó y convenció, pero que no me sorprendió y es que la sombra de Stargate (1994) de Emmerich y singularmente la serie homónima de televisión son muy alargadas.

Como decía habrá cuarta temporada con el impulso económico de la compañía del nada admirable Jeff Bezos, que se declara fan absoluto de esta producción. Algo bueno, por fin, le vemos a este señor.

The Expanse es fiel reflejo de la época que nos ha tocado vivir. Creo que su gran logro es su verosimilitud. No destaco tanto su originalidad, como sí su probabilidad. Me importa la trama principal y las subtramas, ¡claro!, pero me gana la sensación de estar viendo algo tremendamente real. El espacio es frío y además da igual lo que grites. Vales lo que tus hombres hagan por ti. Y si no tienes eso, o pagas, o aléjate de mi.

Más en esta categoría: « No dormirás Noctem »
El Guerrero Mandingo

Genuflexor Imperial en La Estrella de la Muerte y fagocitador audiovisual inmisericorde.

Y además...

04.jpg

99

Scifiworld #99

Edición Impresa

Comprar online

¡Suscríbete!


Edición Digital

PocketMags.com

Comprar

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

info@scifiworld.es

Copyright © 2005 - 2018 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..